Por: Viviana Mendoza Hernández

Aunque a las “chicas Pin Up” se les ha relacionado mucho con el rock and roll,esto no es del todo cierto ya que durante su historia han pasado por muchos géneros musicales de moda. son aquellos amantes del rock androll, el jazz y el rockabilly. Este rescate actual incluye otros aspectos dela cultura contemporánea como los tatuajes, los zapatos de tacón muy alto, un renovado gusto por las medias de nylon, el cabello de colores exóticos, y muchos detalles más que cada una adapta a sus gustos. 

Eso es lo que se nota cuando te acercas a” Catrinas club Pin Up”, un grupo de chihuahuenses que han elegido ese nombre que identifica fácilmente el carácter mexicano y que han participado en varias actividades filantrópicas aprovechando su capacidad de llamar la atención del público y la colaboración que pueden tener con otras agrupaciones como los clubes de autos, motociclistas, tatuadores y asociaciones civiles a las que apoyan. 
Aprovechando la “pausa obligada” causada por la situación de la pandemia de COVID 19 hubo la oportunidad de hablar un poco con Lilly DeVille y Jessica Rabit: 
El grupo nació de un concurso que se organizó en “La Cerve”, así fueron conociendo más del tema, convivieron varias veces, una de las cuales (y que marcó su historia) fue en “Chelinos” donde convivieron y se encontraron con que compartían muchos más intereses en común. Ahí decidieron que el grupo no sólo se dedicarían a la parte estética, sino que buscarían darle un sentido social. Tener un objetivo como grupo y todas estuvieron de acuerdo con una frase “¡Que flojera estar nada más de bonitas, “de bonitas”! 
Algunas de las que se reunieron que ya no están por diferentes circunstancias, como falta de tiempo ante el cambio laboral o familiar, cambios de intereses estéticos y desarrollaron otro estilo. Lilly DeVille se unió al grupo hace aproximadamente año y meses, mientras que lleva nueve años de haber decidido ser “Pin Up”. 
“En lo personal decidí ser Pin Up por apropiarme de mi cuerpo, de mi estilo, de mí. De esa onda de “romper con la idea de los estándares, sobre todo locales”. No tanto por la idea de “voy a robar la idea del pin up” ¡No!lo que pasa es que siempre me ha gustado lo clásico y siempre me ha gustado ser dueña de mi cuerpo, como poder expresar con él lo que quiera. Por eso los tatuajes y replantear el Pin Up a mi estilo”.
Vamos a explicar entonces qué es “Pin Up”: 
“Pin Up”, del verbo inglés que alude a la acción de “poner, pegar, sujetar”. Sujetar un dobladillo con alfileres. Prender el cabello con horquillas. Decorar camastros y cabinas de aviones militares con imágenes de sugerentes mujeres. Fue así como los soldados estadounidenses acuñaron el término.. Las chicas de la Segunda Guerra Mundial eran ya mujeres de carne y hueso: Bettie Page, Gypsy Rose Lee o Betty Grable.  

Cuando se menciona esta información (bastante general) Lilly contesta: 
“Si, existe la Pin Up “original” que nació de la guerra, la que servía “de motivación y todo”. También es la idea de esta mujer que se quedó a trabajar. Se van los hombres a la guerra y las mujeres cubren los espacios laborales, por eso la idea de la mujer trabajadora. La que mejor conocemos es la que tiene la bandana en la cabeza “chingona” y que quiere decir “¡La vamos a armar mis chavos!”
Tenemos a la sexy y la luchadora. El Pin Up no ha dejado de suceder. 
Pero se les reconoce más a las de los treintas las “tapers” las “chicas de calendario” que se fueron transformando, como han ido cambiando las tendencias de moda.El Pin Up y el tatuaje están muy de la mano en cuanto a la libertad del cuerpo y la expresión. Ahora existen el “modern Pin Up, donde encuentras las variaciones como  la Pin Up, gótica, la roquera, la clásica, etc. 
El Pin Up es un movimiento que se ha determinado feminista por la idea de “romper con ese estándar clásico del esterotipo del cuerpo. Por tener esa de “Soy Pin Up y no importa si  soy una Pin Up”gordita” o  una Pin Up  soy “muy alta” o si soy negra.
También hay que tomar en cuenta que las Pin Up eligen cómo lo trabajan. Por ejemplo esa onda de las sesiones fotográficas hay Pin Ups que no trabajan con fotógrafos hombres o las que no bailan. Por ejemplo yo no bailo”.
Con ese comentario entró la oportunidad de preguntarle a Lilly Deville cómo se acercó a este movimiento. 
“Pues, yo empecé desde chiquita con el interés por lo retro. Era fan de Elvis desde la primaria y al entrar a la secundaría me hice más fan. A mi siempre me gustó mucho leer y entonces buscaba mucha información acerca de Elvis, y las chicas a su alrededor. Mi formación no fue tanto a lo “feminista” pero mi abuela era una señora de rancho, bien bravas y siempre me enseñó  “oiga mi hija trabaje por si misma” y “oiga mi hija ustedes debe ver siempre por su interés” ella me enseño a ser independiente y trabajar. Aparte me compartía de la moda de su época. Un detalle que recuerdo mucho y conservo de ella son unas medias que compró ahorrando con mucho esfuerzo siempre guardó para una ocasión especial aunque no se supo cuál esperaba. 
Entonces, ya más grande, entre finales del bachilleres y el inicio de la universidad me interesé (obsesioné) con la  Segunda Guerra Mundial conforme más leía del tema, así supe del movimiento Pin Up y me encantó. Pero no las chicas que eran “para levantar la moral” sino las de propaganda. Me encantaban las chavas que estaban vestidas de militar y posaban junto a motocicletas y armas.¡Me gustaba muchísimo!
Aparte, en la universidad estudié iconografía religiosa en la universidad y me supersobesioné con la imagen de Lilith así que mi personaje Pin Up era oscura, apocalíptica, bien rara (risa nerviosa) y conforme fue entendiendo mejor y fui sintiéndome más empoderada y desarrollé mi propio estilo “góthica roquera” que es “muy yo” mi estilo no sigue una línea particular. Ha sido “interesante y difícil” porque desde  los 17 años empecé con los tatuajes  y entonces irlo adaptando a un estilo. Los tatuajes, la gente considera los tatuajes “agresivos”. Entonces la agresión y la sensualidad son algo que difícilmente se puede llevar con armonía de manera que sean atractivos. Entonces fue para mí  un poquito difícil pero bien  interesante cómo lograr ser sexy, atractiva elegante y obtener el equilibrio perfecto para ello. 
Ahora trabajo para educación, soy funcionario público. Así como me ves en las fotos así ando en la vida diaria: con el maquillaje, me arreglo el cabello, voy con falda de lápiz. Y al principio era bien difícil, que tomaran en cuenta lo que decía y pongan atención a lo que decía. Lejos que tomaran en cuenta mi “look” se fijaban en cómo te ves pero no ponen atención. Sobretodo cuando eres más joven que ellos.
He logrado “abrirme camino” y ha sido difícil pero muy gratificante que la gente vea mi profesionalismo y no sólo mi aspecto.
Aprovecho para señalar que ser Pin Up me ha llevado a muchos lugares. He estado en la Ciudad de México y varias parte de Estados Unidos, he salido en revistas allá como “Pin Up Magazine” una revista digital llamada “Hot Rods Pin Up Magazine” y una revista alemana que en este momento no recuerdo el nombre. 
Ahorita estoy en un momento muy satisfactorio de mi vida, estoy en foros de expresión Pin Up en el mundo y me gusta mucho que consideren mi estilo como “elegante y sexy” y buscan mucho para preguntarme. ¡Me gusta mucho! Porque siento que puedo ayudar a que más y más mujeres se animen. Tengo dos amigas trans que se apoyan mucho en mi para tener consejos de cómo vestir, cómo maquillarse como ser “classy” y es algo que disfruto muchísimo. 
En la vida he sido de todo;: he sido hippie, he sido rocker, he sido de todo. Pero con la imagen y personalidad que “me he casado” es con la Pin Up, tanto que no es ya un personaje, como empezó. Sino que ahora lo vivo todos los días”. 
Llegó el momento de escuchar la experiencia de Jessica Rabit: 
“Desde muy chica me gusta Jessica Rabbit, desde que vi la película de “Quién engaño A Roger Rabbit”  en Canal cinco me impactó su figura y su personalidad de “Femme fatale” y me gustaban mucho ese tipo de animaciones donde en las que mezclaban lo real real con la animación como “Space Jam”; también me gustaban mucho las pelis de horror que también pasaban en ese canal. Y realmente mi acercamiento al Pin Up fue gracias a mi hermano y a mi mamá porque ambos son coleccionstas de antigüedades,somos muy amantes de los objetos que tienen historia y poco a poco me fui haciendo de ropa de este estilo. 
Yo siempre he tenido más inclinación por la música punk, entonces pues, por eso vestía punk   “no muy femenina que digamos” y escuché una banda que se llama “CIVET” de unas chicas que tocan punk pero con un rollo tipo “femme fatale” y se vertían estilo Pin Up. Desde ahí se me hizo muy chido el estilo y fue cuando comencé a verlo de una manera de “yo también puedo hacerlo, vestirme más femenina sin dejar de lado mis gustos musicales como el punk y poco a poco comencé a mezclar los elementos de horror en mi estilo. El andar de negro, pero con vestidos y tacones; es como poco a poco he logrado el hacer un estilo propio, no necesariamente como el querer “verme de cierta manera” sino agarrar ciertos elementos que me hacían sentirlo que  yo soy, que me hacían conectarme con mi identidad como tal. 
Esto también se ve reflejado en mi casa, somos coleccionistas de antigüedades. Mi casa se caracteriza por eso y no es sólo mi ropa, sino también mi espacio. Me gusta que tenga esos elementos entre juguetes antiguos, muebles antiguos, entre obras de arte de amigos que tiene esa temática de horror y también mezclarlo poco a poco.  
También a raíz del Pin Up me empece a acercar a lo que es el burlesque “este primo ñoño” de lo que es el striptease en que se comparte una fantasía y es lo que he realizado a través del Festival “Teatro Macabro” que se comenzó hace seis años y es donde me animé a participar. Más que como organizadora y co-creadora. a participar haciendo burlesque como tal. Porque creo que va muy de la mano con este estilo de vida de Pin Up  y además es una cierta manera de hacer arte. Me gusta mucho ser creativa y me gusta mucho el implementar todas estos elementos que me agradan como forma de creatividad y de expresión. me gusta mucho ese estilo porque me parece muy elegante, muy glamuroso incluso muy rudo, si se quiere ver así. Siento que hay muchas maneras en las que una se puede ver bien pero sin dejar ser una. Con lo que le gusta, la música que le gusta. Por ejemplo yo visto Pin Up  pero no necesriamente escucho exclusívamente rockabilly, puedo escuchar otros géneros como el punk, jazz, swing, el dark jazz. . . diferentes géneros sin que eso me haga menos Pin Up o más Pin Up. 
Creo que eso es un estilo, se ha convertido en un estilo de vida. La mayor parte de mi ropa es de ese estilo, he pensado incluso en dejar de usar pantalones (risa nerviosa) pero no. Si me gusta más este estilo y todo lo que involucra. 
No se exactamente cuanto tenga vistiéndome y haciendo esta onda del Pin Up, tengo fotos de como a los 18 o 19  años vistiendo con ese estilo, y el cabello comenzaba a trabajar en él,  aprendiendo a hacer peinados, a maquillarme. Entonces si llevo como unos diez añitos, creo. Y haciendo burlesque como unos seis años. Es algo que realmente me ha llenado como persona y me gusta mucho le compartir, si no es estilo tal vez, es la enseñanza de que las personas encuentren un estilo propio.  En el caso del burlesque, que para mi va muchísimo dela mano del Pin Up, creo que al igual que ese estilo lo que ayuda también es a sentir más autoestima.  Levanta mucho la autoestima con la apreciación propia y mucho del autoconocimiento de tu cuerpo. Sabes lo que más te gusta de él, te empoderas porque descubres que puedes verte, ser y hacer como tú quieras. 
Antes de terminar la conversación se le preguntó a Jessica cuáles eran otras de sus actividades personales. 
“¿Cómo profesión? Bueno, yo salí de la carrera de Lengua Inglesa, de la licenciatura de Lengua Inglesa. Me he desempeñado como maestra de grupo, maestra de inglés; como traductora. Y actualmente trabajo como intérprete médico, intérprete simultáneo, esta labor me gusta porque realmente es ayudar a otras personas a comunicarse y entenderse. También me dedico a  ser consultora de belleza, recientemente; Con la finalidad a otras mujeres a ser exitosas, a sentirse bien consigo mismas, a que tengan buenos hábitos consigo mismas (con su piel) sabiendo cuidarse. En lo demás me considero autodidacta, siempre estoy aprendiendo cosas nuevas, es algo que me motiva mucho a seguir, el hecho de poder aprender. 
Al final las dos recalcaron que una delas cosas que les alegra de pertenecer a este grupo es el impulso de la ayuda mutua en cuanto al estilo, la comunicación que tienen y la oportunidad de que todo eso sirva a otros con las actividades que organizan o se integran según sus posibilidades. 
Quien quiera aprender más acerca de estas creativas activistas pueden consultar en su página de facebook: 
https://www.facebook.com/CatrinasPinUp/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: