Con pertinencia cultural y en colaboración con las comunidades indígenas de cada región, ya que sus aportaciones identifican y enriquecen el material; fortalecerá su gobernanza y autonomía.

Para dar continuidad a este proceso, en esta ocasión se contó con la participación de 13 comunidades Rarámuri del Ejido La Soledad, Guachochi.

Un equipo de la Comisión Estatal para los Pueblos Indígenas (Coepi), encabezado por su titular María Teresa Guerrero Olivares, efectuó una reunión de trabajo con habitantes de las localidades indígenas del Ejido la Soledad, en el municipio de Guachochi, para dar continuidad a la creación de mapas culturales de los cuatro pueblos originarios del Estado.

Gobierno del Estado, a través de la Coepi, busca establecer con pertinencia cultural, un registro estatal de pueblos y comunidades indígenas, en el que se identifiquen los elementos bioculturales, geográficos y territoriales, para mantener vigente su cultura, identificar sus riquezas naturales y valorar las actividades productivas que pueden implementar en su región.

Al lugar acudieron habitantes de las localidades y rancherías: Choreachi, La Cañada, Remochochi, Cepotochi, Huitochique, El Aguaje, La Soledad, Huillorare, Arroyo Grande, Los Cerritos, La Cañada, El Durazno y Mesa Colorada, ya que sus aportaciones identifican y enriquecen el material que se requiere para desarrollar este proyecto.

Lo anterior, en una colaboración conjunta para llevar a cabo la demarcación de los principales caminos, arroyos y elementos culturales de su pueblo, con la finalidad de identificar el territorio ancestral de cada comunidad y elaborar el mapa cultural Rarámuri de la zona, con lo que se busca fortalecer su gobernanza y autonomía.

Entre los elementos identificados por las y los participantes, se encuentran los recursos naturales de la región, usos del territorio en las actividades económicas locales, rancherías que participan en las celebraciones comunitarias, así como ríos y manantiales del ejido. También se identificaron los límites del ejido y los polígonos de los territorios colindantes.

Guerrero Olivares, destacó la importancia de realizar actividades en las que se escuche y tome en cuenta a las comunidades indígenas de cada zona en la que se realicen proyectos que les afecten. Mencionó que la importancia del mapeo comunitario va más allá de ser solo un registro, pues es por medio de esta labor que se logrará trabajar de manera más coordinada, consiente y con pertinencia cultural.

“Para realizar los diversos mapas necesitamos de su colaboración y esfuerzo. Queremos que esto les sirva como herramienta al interior de su comunidad, que se reconozcan al interior de la misma, para mantener vigente su cultura, identificar sus riquezas naturales y valorar las actividades productivas que pueden implementar en su región, en beneficio de todas y todos”, puntualizó. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: