**Beneficia derrama económica a artesanas y artesanos de colonias y asentamientos urbanos

 

El Festival de Artesanías de Comunidades Indígenas Urbanas “Sekáti Newárame” (Hecho a mano) realizado el pasado fin de semana generó una derrama económica de aproximadamente 40 mil pesos en beneficio de artesanas y artesanos de los pueblos Rarámuri, Ñjato (Mazahua) y Hñahñu (Otomí) asentados en la ciudad de Chihuahua, quienes expusieron y comercializaron sus artesanías y comida tradicional en la Plaza del Ángel.

En el evento, organizado por las autoridades de las citadas comunidades indígenas, la Comisión Estatal para los Pueblos Indígenas (Coepi), la Secretaría de Desarrollo Social, y con el apoyo de Fomento y Desarrollo Artesanal del Estado de Chihuahua (Fodarch), las personas asistentes, pudieron conocer y disfrutar de la presentación de danzas como el pascol y los matachines, además de danzas tradicionales de la Alta y Baja Tarahumara.

 

Representando también la cultura del pueblo Rarámuri, se presentaron los duetos Makawi Sewá y Recowata, así como los coros de niñas y niños “Semati Churuki” del asentamiento Díaz Infante, así como “Noly” del Carlos Arroyo; quienes con música y canto Rarámuri destacaron la importancia de conservar la lengua materna y las tradiciones de los pueblos indígenas aunque estén lejos de su lugar de origen.

Algunos de los antojitos tradicionales que las y los chihuahuenses pudieron degustar en el Festival fueron tamales en hoja de plátano y taquitos dorados estilo Estado de México, por parte de los Pueblos Ñjato (Mazahua) y Otomí; así como gorditas de maíz azul rellenas de guisado de flor de calabaza y quelites, preparados por representantes de la Baja Tarahumara.

Las cerca de mil personas que acudieron al Festival pudieron apreciar y adquirir artesanías como wares, tambores rarámuri, trajes típicos, collares, accesorios, muñecas de trapo otomíes, vasijas mazahuas, figuras y utensilios de madera; además de otras artesanías en las cuales se ve representada la creatividad y cultura de los pueblos indígenas migrantes.

En esta actividad productiva derivada de la estrategia interinstitucional Napawika Nochaba (Trabajando juntas y juntos) coordinada por Coepi y la Secretaría de Desarrollo Social, se contó con la participación de asentamientos y colonias indígenas de los pueblos Rarámuri, Mazahua y Otomí que residen en esta ciudad, como son: Rinconada los Nogales, Madera 65, Cerro de la Cruz, Colonia Tarahumara, El Porvenir, Carlos Arroyo, Díaz Infante, Pájaro Azul y El Oasis, así como del municipio de la Cruz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: